Saltar al contenido

62 mujeres asesinadas en el 2011 por violencia machista en España

De las 62 víctimas de asesinato por violencia de género solo 16 denunciaron a su agresor

De las 62 mujeres que murieron víctimas de la violencia de género en el año 2011, solo 16 habrían denunciado a su agresor, así lo reveló el informe presentado por Inmaculada Montalbán, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Genero de España.

Esto significa que de cada diez mujeres maltratadas, 7 de ellas no habría denunciado a su agresor. Este dato es bastante recurrente cada año y tiene preocupado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)», explicó Montalbán.

De las 16 mujeres asesinadas que presentaron un total de 22 denuncias, 14 pidieron órden de protección, de las cuales 6 renunciaron a ella.

Otra orden venció poco antes de morir. Siete de las fallecidas tenían orden de alejamiento en vigor al perder la vida y otras tres habían reanudado la convivencia con su pareja. La conclusión de estos datos es que a la mujer le cuesta mucho romper del todo con su agresor», agregó Montalbán.

Además, ninguna de estas 16 mujeres asesinadas en 2011 que habían presentado denuncia contó con una valoración judicial forense del riesgo de su situación de maltrato, aunque ocho sí tuvo esa valoración por parte de la Policía que dictaminó dos casos de riesgo, cinco de riesgo alto, pero ninguno extremo.

Ante esta situación Montalbán dijo que «cuando las mujeres dicen que sienten miedo, hay que hacerlas caso y activar los mecanismos de protección» porque luego acaban muriendo.

Otro dato que llama la atención es que sólo la mitad de las mujeres asesinadas que presentó denuncia contó con asistencia letrada, asistencia que recomienda la Ley Integral de la Violencia de Género.

Crisis

Montalbán también desveló que la crisis económica y los recortes sociales podrían jugar un papel fundamental en la evolución de la violencia de género. «En el análisis de denuncias hemos detectado que aparece con más frecuencia el motivo económico como un factor más del maltrato. Observamos como en el relato de las mujeres aparece la queja de que el marido no le da dinero para comprar alimentos y ropas para sus hijos. Esto nos lleva a pensar que la violencia económica, se está incrementando en el proceso del maltrato. Hay mujeres que ante el temor de no tener ayudas económicas no se atreve a denunciar ni a iniciar el proceso de separación».

Por esto, la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género abogó por «mantener las ayudas económicas y asistenciales a las mujeres víctimas de violencia de género. Yo comprendo que la crisis afecta a todos los sectores, pero no olvidemos que las ayudas asistnciales es el único camino que tienen las mujeres para salir de la violencia. Muchas no denuncian porque no tienen trabajo y tienen miedo de que sus hijos se queden sin sustento. Hay que mantener estas ayudas tanto las previstas en la ley como las de las comunidades».

Por último, Montalbán pidió al Gobierno que «vuelvan las campañas de prevención en todos los medios de comunicación porque sino la violencia de género volverá a hacerse invisible» y a las mujeres se les olvidará que hay mecanismos para poder salir de la espiral de violencia y muerte.

Fuente: ecodiario.eleconomista.es