Saltar al contenido

Estimulacion temprana actividades generales

Estimulación temprana guía de actividades

Para crear programas de estimulación temprana, se debe considerar una serie de pautas importantes con el fin de estimular tempranamente al bebé o niño pequeño.

Al momento de querer decidir dar un tratamiento de estimulación temprana al bebé o niño, se tiene que tomar en cuenta el papel importante que el adulto o padres tendrán en este proceso, ya que serán el medio principal para que el niño pueda conocer al mundo.

Un programa de estimulación temprana debería incluir ejercicios cotidianos que:

  • Estimulen el cuerpo del niño y esto se logra tocando al bebé, moviéndolo, haciendo que pueda manipular objetos y siempre poniendo en juego sonidos y palabras.
  • Cuando la madre acaricia al bebé está estimulando el conocimiento de los límites corporales del niño pequeño.
  • Al hablarle y hacer interpretaciones habladas de movimientos y cosas que se ven se estimula el lenguaje.
  • La motricidad se puede estimular dándole objetos para que pueda manejar.
  • Es importante que el bebé sea mirado y tener una mirada afectiva de la madre y el padre que sostenga al niño.
  • No hay por qué tener grandes juegos ni pensar demasiado para estimular al niño. Lo básico es utilizar las cosas de la vida cotidiana y estando junto al bebé se lo puede estimular siempre, tomando en cuenta los aspectos mencionados.
  • La autonomía la puedes estimular desde que es bebé utilizando criterios con sentido común. Por ejemplo, intentar pausar el alimento, permitir poco a poco la frustración y no acudir de inmediato a resolver un problema.

    Es entendible que se quiera evitar la angustia del niño, pero en realidad es evitar la angustia que le produce a los mismos padres, ver llorar al niño. Sin embargo, dejarlo llorar un poco no es malo sino que permite pausas y espacios de mediación, para que el niño no tenga todo resuelto siempre de forma inmediata. Esto le favorecerá en el futuro.