Saltar al contenido

Cómo curar las heridas emocionales

Las heridas emocionales

Cuando las personas llevan una herida emocional interna, generalmente esta viene acompañada de un profundo sentido de autonegatividad y la sensación de que “No importa lo que haga, nunca soy lo suficientemente bueno”.

Tener la sensación de no ser buen o carecer de alguna habilidad como para hacer dinero o ser la persona perfecta, o sencillamente el no sentirse bueno para cualquier cosa que desee hacer, afecta a miles de personas.

La sensación de que su cuerpo no es lo suficientemente bueno, sentir que no es lo suficientemente delgado, lo suficientemente fuerte, lo suficientemente alto o lo suficientemente atractivo.

La sensación de que s acolo solo será amado si es guapo, que el éxito profesional no solo se basa en la competencia, sino en la apariencia corporal.

Por qué lo tienes

Si alguna vez piensa de esta manera, podría tener alguna herida emocional que no ha sido sanada o abordada de manera adecuada.

A menudo este tipo de heridas emocionales son heredadas por los padres y se transmite involuntariamente y sin malicia.

Sin embargo, una vez que las semillas de estas creencias se plantan y no se corrigen, conducirán a sentimientos de baja autoestima, ansiedad, ira e incluso autolesiones y depresión, a lo largo de la vida.

Revivir el dolor refuerza el sufrimiento

Puede que el mundo este copado de dolor y sufrimiento, pero también está lleno de la superación de la misma.
A pesar de sus heridas emocionales, el dolor pasará y con el paso del tiempo las cicatrices sanarán.

TE PUEDE INTERESAR  Emociones humanas - Celos y envidia

Cuando una persona revive el dolor refuerza la experiencia porque se está aferrando a esas emociones en lugar de procesarlas.

A medida que el tiempo avanza, también lo hace la tensión emocional, sin embargo, no es necesario aferrarse a su historia de dolor. Existen dos opciones, seguir sufrimiento o soltar el}}lo que ya no te sirve.

Muchas personas enmascaran su dolor evitándolo. Más bien olvidan el dolor que sólo lo refuerza.
Debes amar y reconocer tu oscuridad. Si aprecias el sol pero no te agrada la noche, entonces, ¿cómo verías las estrellas por la noche?.

El dolor es un maestro poderoso que te ayuda a conectar con tu sabiduría interior. Sin dolor, ¿cómo una persona puede reconocer su yo perdurable que se encuentra bajo los escombros del sufrimiento?. Sin dolor, eres impotente para abrazar la totalidad de quién eres.

Tener heridas emocionales no significa que eso te hará un ser deficiente, pero te ayuda a demostrar tu verdadero carácter. Son tus cicatrices de batalla que muestran que has bailado y lograste salir con vida y para contar la historia.

Tus heridas están fragmentadas en lo más profundo de tu psique. Si no te reconcielias con ellas se harán más fuertes hasta que logres abordarlas. Son la sombra imponente, al acecho en la oscuridad esperando para agarrarse de ti cuando te canses.

TE PUEDE INTERESAR  Autoboicot: Cuando el miedo te impide alcanzar el éxito

La autoprotección de la mente es una defensa admirable para preservar su bienestar emocional. Esto esconde el dolor cuando estás menos equipado para lidiar con él.

En lugar de perseguirte por aferrarte a recuerdos desagradables, aprecia que tu mente te protege de ser más lastimado.

Tus heridas emocionales te llaman a conectarte con tu niño interior en lugar de huir cuando se hace más intenso.
Huir del dolor es lo opuesto a amar la bondad porque descuidas honrar tu bienestar emocional. Debes amarte a ti mismo antes que a un amigo o ser querido que está herido.

Tus heridas emocionales te fortalecen porque demuestran que has vivido una vida con propósito.
Existe una lección más amplia contenida dentro de cada herida emocional. Si logras pasar a través del dolor, descubrirás el camino de regreso al amor.

Este simple acto de auto-renovación impregna tu conciencia, así que independientemente de las condiciones externas, tu sabiduría más profunda te lleva a conectar con tu corazón.

Cómo curarlo

La clave para realmente sanar esta herida no es luchar contra la voz interna negativa, o adormecerla por la fuerza con alcohol, comida o perfeccionismo, sino tratar de rescatarla, esta voz interior contundente es en realidad una parte integral de uno mismo, una parte de nuestro profundo yo interior , que ha sido dañado y está herido y sintiendo dolor.

TE PUEDE INTERESAR  EL cerebro estresado

Este es el verdadero significado de “recuperación” – que debes recuperar esta parte exiliada de ti, para que puedas llegar a ser verdaderamente completo y sanado.

Con la finalidad de ayudarte a sanar esas heridas emocionales, compartimos completamente gratis el Libro: Heridas emocionales – Sanar el pasado para un mañana mejor.

Descargar gratis aquí