Saltar al contenido

Cómo superar las pérdidas de la vida

Cómo superar una pérdida

Las personas entran y salen de nuestras vidas, las cosas y situaciones que nos pasan llegan siempre para dejarnos toda clase de experiencias, algunas de ellas se quedan con nosotros para siempre, pero otras se van inevitablemente, llevándonos a eso que a todos nos ha tocado vivir: la pérdida.

La experiencia de perder algo o alguien, esa dolorosa realidad de perder a un ser querido, familiar, amigo, una mascota o algo que para uno es tan preciado,  es una pérdida que nos lleva por un sendero de emociones y sentimientos de todo tipo, y que si no encontramos la manera de regularlos o manejarlos pueden dejar una huella muy profunda en nuestras vidas llegando afectarnos más de lo que imaginamos.

La mayoría de personas no enfrentan mucha pérdida personal al principio de sus vidas. Sin embargo, una vez que alcancen cierta edad, se encontrarán con la experiencia de perder a alguien importante para ellos, un cónyuge, un amigo, un pariente y los sentimientos de dolor que a menudo siguen.

Dolor ante la pérdida

Cuando un amigo o pariente cercano muere, pasas por un proceso normal llamado duelo. Lloramos después de cualquier tipo de pérdida en nuestras vidas. Pero es muy poderoso cuando alguien que amamos nos deja.

El duelo no es sólo un sentimiento, por lo general involucra una gama de sentimientos diferentes. Con el tiempo, puede ayudarle a aceptar y entender su pérdida.

Todo el mundo siente dolor de manera diferente y no hay una manera correcta o incorrecta de reaccionar. Sigue cierta información general sobre las diferentes reacciones que las personas a menudo tienen. Puede ayudar un poco a darse cuenta de que otras personas sienten algunas de las mismas emociones.

El proceso de duelo

Algunas personas dicen que cuando están de luto, atraviesan diferentes diferentes etapas.

Es común que la persona que está atravesando por un proceso de duelo cambie constantemente de estado de ánimo,  entre sentirse muy molesto, y luego sentirse mejor o centrarse en otra cosa.

Así que a veces te enfrentarás a tu pérdida y enfrentarás fuertes sentimientos al respecto. Y en otras ocasiones evitarás estos sentimientos y podrías concentrarte en otras actividades. Esta puede ser una forma de hacer frente y puede evitar que te sientas abrumado.

Emociones comunes

Cuando un amigo o pariente cercano ha muerto, es posible que tengas una serie de sentimientos que son una parte común del proceso de duelo.

Conmoción

Inmediatamente después de la muerte de un amigo o pariente cercano, es posible que te sientas adormecido. Algunas personas se sienten tan sorprendidas que no pueden aceptar que la persona haya muerto en absoluto. Incluso niegan que sea verdad.

Este sentimiento generalmente pasa cuando comienzan a hablar con otras personas sobre la muerte.

Agitación y anhelo

A medida que pasa el entumecimiento, es posible que sientas una sensación abrumadora de agitación o anhelo por la persona que has perdido. Esta sensación de falta que se siente hacia la persona que ha fallecido puede dificultar la relajación o concentración.

Tal vez encuentres que sueñas con que la persona sigue viva. Incluso podrías entrar en una habitación e imaginar que has visto a tu ser querido parado allí.

Algunas personas encuentran esto inquietante, pero a otros les resulta reconfortante. Puede que esto suceda por el hecho de anhelar tanto ver a esa personaa de nuevo.

Ira

Es común sentirse enojado. Podrías pensar que es injusto que alguien cercano a ti haya muerto. Esto puede hacerte sentir muy enojado con todo y con todos.

No es inusual sentirse enojado con la persona que ha muerto por dejarte. O podrías sentirte enojado con otras personas como los médicos, por no impedir que mueran.

Culpa

Algunas personas se sienten culpables, revisando en su mente cosas que les hubiera gustado decir o hacer antes de que la persona muriera.

Podrías encontrar que te sientes culpable de que aún estás vivo, o que no podrías evitar que la persona muera.

O podrías sentir una sensación de alivio cuando la persona muere, tal vez porque había estado muy mal durante mucho tiempo, y ese sentimiento aliviado te hace sentir culpable.

Es importante saber que sentirse culpable es muy común y tratar de no pensar en ello.

Tristeza o depresión

Para empezar, es posible que tengas períodos de intensa tristeza, en los que extrañas profundamente a la persona y lloras en voz alta por ellos. A medida que pasa el tiempo, estos tiempos pueden volverse menos frecuentes. Pero puede que tengas momentos de tristeza silenciosa.

Muchas personas pueden sentirse muy tristes durante algún tiempo después de la muerte de alguien cercano a ellos. Pasar tiempo pensando en la persona que has perdido puede ser una parte tranquila pero esencial de llegar a un acuerdo con su muerte.

La depresión es una sensación mucho más intensa. Puede impedir que puedas relacionarte con cosas que antes sentías que eran importantes. Usted puede sentir que no puede ser molestado con cosas cotidianas como comer, dormir, higiene, actividades sociales y trabajo.

Vacío

Tal vez sientas que has perdido una parte de ti mismo. Podría sentir que hay un gran agujero en tu vida, dejado por la persona que ha muerto.

Esta sensación de dolor y vacío puede ser muy intensa al principio. Puede que nunca desaparezca por completo. Pero a medida que pasa el tiempo, es posible que empieces a sentirte entero de nuevo, a pesar de que una parte de ti está desaparecida.

Aceptación

La aceptación no siempre significa que te sentirás feliz de nuevo. Pero significa que comenzarás a sentirte capaz de hacer frente a la muerte de tu ser querido.

La mayoría de las personas que han perdido a alguien cercano a ellos dicen que nunca lo superan del todo. Pero encuentran la manera de lidiar con ello. Y pueden disfrutar de las cosas en su vida de nuevo y sentir que la vida vale la pena vivir.

Para saber más sobre como afrontar el duelo, compartimos un PDF con todo lo que necesitas saber compleméntenle gratis.

Descargar gratis aquí