Saltar al contenido

Cómo tejer sin errores consejos y sugerencias

Cómo tejer sin fallas 

Para muchos hombres y mujeres el tejido es una pasión, para otros es solo un pasatiempo, y también la excusa perfecta para juntarse con amigas a sacar puntos. No es de mucha importancia la razón por la que tejamos, sino lo que queremos lograr con este. Si te interesa saber más sobre tejido y estás empezando con esta tarea tan linda, a continuación en Mujer Proactiva veremos algunos consejos para lograr tejidos cada vez mejores.

Consejos para un tejido perfecto

Lavarse las manos. Antes de iniciar con el tejido, debes lavarte bien las manos, esto se hace para evitar en lo posible las manchas de suciedad que quedan en la lana, ya que son muy difíciles de erradicar.

Manos hidratadas. Se recomienda hidratar las manos para que la lana no se te enganche en las manos secas, trata en lo posible utilizar una buena crema hidratante (casera o comprada) antes antes de empezar con el tejido. Una vez que tus manos hayan absorbido completamente la crema, puedes comenzar con tu tejido.

Poner los puntos. Si tienes la costumbre de poner los puntos muy ajustados, lo mejor es que utilices para ponerlo una aguja más gruesa de la que usarás, y luego tejer con la aguja correspondiente.

Como dejar el tejido. Si dejas de tejer, toma en cuenta estos dos consejos. Primero: nunca dejes el tejido a la mitad de una vuelta, tómate unos segundos más y termina la vuelta por completo. Segundo: no atravieses el ovillo con las agujas, puedes dañar la lana o el hilo que estás utilizando.

Puntas de las agujas. Las puntas de las agujas son otro punto importante a tener en cuenta si deseamos que nuestro tejido no presente ninguna falla.
Cuando las puntas han perdido su color gris y comienzan a verse la base inferior plateada, estas agujas comienzan a manchar el tejido, por eso es recomendable usarlas solo para colores oscuros y en las lanas claras usar agujas nuevas.

«Cuando se te termine un ovillo, lo mejor es hacer el cambio al nuevo ovillo al final de una hilera para que quede más prolijo.»

Si se nos han caído o por cualquier otra causa notamos que las puntas están ásperas, deberemos eliminar de nuestras posesiones estas agujas, ya que pueden enganchar y lastimar el hilado, produciendo marcas en el tejido y evitando que el mismo esté parejo
Hay protectores para las puntas que se colocan cada vez que dejamos de tejer .
Cambiar de ovillo. Cuando se te termine un ovillo, lo mejor es hacer el cambio al nuevo ovillo al final de una hilera para que quede más prolijo. Con un ganchillo, entreteja luego los extremos de los ovillas para que queden prolijos y sin hilos sueltos.

Varios colores. Si vas a trabajar con varios ovillos de colores, coloca a tu izquierda la del color que estás usando en ese momento y a la derecha la que usarás luego. No olvides cruzar los hilos en todas las hileras del derecho y del revés, para que no te queden agujeros.

Consejos para cuando ya terminamos nuestro tejido

No es conveniente lavar en maquina las prendas tejidas, es mejor hacerlo a mano, con agua fría, jabón neutro y aclarando muy bien hasta que no queden rastros de jabón.
Para secarla, primero la enrollaremos en una toalla para quitarle un poco del agua y luego la podremos sobre una base plana, al aire libre, pero no al sol.

Cuando ya estén secas, las doblaremos y las guardaremos de esta forma. Si las colgamos en perchas, seguramente las deformaremos.

Fuente: hogar.comohacerpara.com