Saltar al contenido

Cómo comprar plantas sanas consejos de jardinería

Comprar plantas sanas

Si te vas a iniciar en la actividad de la jardinería aquí en Mujer Proactiva encontrarás algunos consejos sencillos que te ayudarán a elegir y comprar plantas sanas, sigue las indicaciones que a continuación se ponen a tu alcance en esta página.

  • Lo primero que debes hacer es analizar detenidamente las hojas y los tallos, asegúrate de que no tengan plagas ni enfermedades: revisa que no tengan las hojas manchadas o agujeros. Si haces una mala compra o compras una planta enferma contagiará al resto de tus plantas.
  • Rechaza aquellas plantas cuyas raíces salgan por los agujeros de drenaje de las macetas; esto indica que llevan mucho tiempo a la espera de un  trasplante; lo mismo cabría decir de aquellas que formen ligeras raíces en la superficie de la tierra.
  • La planta tiene que estar perfectamente enraizada. Comprueba que la planta esté bien estabilizada dando un leve tirón del tallo; no debe salir con facilidad. Ejemplo: árboles que han sacado de la tierra y los han enmacetado y quieren venderlos antes de tiempo, antes de que haya enraízado bien en el contenedor.
  • Rechaza también aquellas que presenten un desarrollo desigual en sus lados.
  • En invierno no es una buena época para comprar plantas de interior porque las viviendas tienen calefacción, aire seco y menos luminosidad, unas condiciones muy diferentes a las que tienen en un vivero o centro de jardinería. El cambio las puede matar.
  • Inspecciona las hojas y tallos para certificar que no tiene insectos o manchas sospechosas.
  • Saca de la maceta el cepellón para mirar las raíces. No se debería deshacer dicho cepellón al sacarlo porque sería señal de mal enraizamiento.
  • Las raíces deben ser abundantes, de color claro, lo que indica buena salud y crecimiento, y no negruzcas, que indica podredumbre.
  • Tampoco debe tener raíces en exceso congestionadas porque indicaría que lleva demasiado tiempo ahí sin cambiar a un contenedor mayor.
  • Evita comprarla si asoman raíces por la parte inferior de la maceta.
  • Si se trata de plantas de flor, elige aquellas que presenten muchos capullos sin abrir.