Saltar al contenido

Cuidado dental canino cepillado de dientes

Cómo cepillar los dientes del perro

Cepillar correctamente los dientes favorecerán un crecimiento sano y fuerte de estos, si hacemos esto desde que son pequeños de forma asidua, pronto se acostumbrará y hasta llegará a disfrutar de estas sesiones de limpieza. 

Los especialistas recomiendan premiar a su mascota con algún juguete, golosinas o mimos cada vez que realice la limpieza de sus dientes.

Los dientes de nuestra mascota acumulan restos de comida, bacterias y hongos, estos provocan sarro, y como consecuencia de este es la gingivitis y la posibilidad de la pérdida de alguno o todos los dientes.

Por tal motivo debemos evitar que se forme el sarro en sus dientes cuidando sus dientes a diario.

«Un buen cepillado ayudara a un crecimiento sano y fuerte de los dientes de nuestro perro.»

Consejos para cepillar los dientes de nuestro perro

Antes de hacerlo por primera vez, debemos revisar (nosotros mismos o llevarlo al veterinario) si todos sus dientes se encuentran sanos, ya que si sufre de alguna inflamación en las encías o tiene algún diente dañado, al querer cepillarlo le causaremos dolor, lo que podrá provocar reacciones agresivas en él.

Nunca utilice pasta dental para personas, ya que pueden ser nocivas. En las veterinarias se puede adquirir una pasta adecuada, así como el correspondiente cepillo de dientes. Entre éstos, los más comunes y prácticos son los que vienen para dedos.

Otro cepillo de dientes muy útil y eficaz es el cepillo electrónico, pero no cualquier perro suele acostumbrarse a ellos sin molestias.

Lo primero será hacerle probar la pasta, para que se vaya acostumbrando a su gusto, y luego agregamos el cepillado. Podemos comenzar utilizando el cepillo de dedo, para luego empezar a utilizar el cepillo normal.

Comienza el cepillado con un suave masaje y en un lugar y posición cómoda para el canino. Siendo cachorro, se puede llevar a cabo esta tarea todos los días, así el acostumbramiento será mucho más rápido y placentero. Luego de los dos meses podemos comenzar a cepillarlo.

Los dientes deben cepillarse con mucha suavidad para no dañar a nuestra mascota, comenzando desde la encía hasta la punta del diente

Si nuestro perro ya es adulto, nunca lo hemos cepillado y notamos un muy mal aliento en su boca, recomendamos llevarlo a la veterinaria para que le hagan una buena limpieza. Ésta suele realizarse con anestesia, así se puede retirar con éxito todo el sarro y arreglar algún diente dañado.

Luego de la limpieza profunda, es conveniente seguir llevando a tu mascota a una revisión dental cada 6 meses. No te aconsejamos que comiences a realizarla en casa, ya que no ha sido acostumbrado de cachorro y puede reaccionar con agresión ante la misma, aunque todo dependerá del carácter del animal.

La alimentación también es importante para una buena dentadura, procura que tu animal coma siempre alimento balanceado y dale en ocasiones huesos duros.

Si realizas la tarea de cepillarle los dientes a tu mascota todos los días, con paciencia y amor, lograrás que disfrute de este momento de limpieza y reforzaras el vinculo con él.

Fuente: hogar.comohacerpara.com