Saltar al contenido

Cuidado de manos y uñas recomendaciones prácticas

Manos y uñas consejos para tenerlas bien cuidadas

Nuestras manos y uñas al igual que nuestro rostro deben lucir bien cuidadas, tanto mujeres como hombres, debemos darle un especial cuidado y procurar conservarlas siempre en perfecto estado, de esta manera también estamos mostrando el respeto que tenemos por las demás personas. Es desagradable  observar a una persona con unas manos y uñas desarregladas, ya que proyecta una imagen descuidada y sucia.

Siguiendo los consejos que a continuación se exponen aquí en Mujer Proactiva, lucirás unas manos hermosas y cuidadas.

  • Si queremos tener uñas saludables y blancas, debemos sumergirlas en un recipiente con agua oxigenada por espacio de cinco minutos y hacer masajes suaves con un cepillo de cerdas gruesas. Se debe repetir dos veces al mes. Otra opción es remojarlas en el jugo de dos limones durante 10 a 15 minutos para lograr el mismo
  • efecto.
  • Debemos evitar cortarnos las uñas con tijera, porque pueden escamarse. Igualmente usar limas de cartón y no de metal porque estas dañan el borde de las uñas. Si tienden a escamarse, prueba a sumergirlas todas las noches en aceite de oliva, aunque esto es un sintoma de falta de mineral, por lo que seria conveniente ingerir productos lácteos como leche, queso, yogurt. Si presentan manchas amarillas, remojarlas cinco minutos en jugo de limón y otros cinco minutos en leche.
  • Si queremos tener uñas fuertes y sanas debemos consumir alimentos que contengan minerales, yodo, proteínas y vitaminas. Para que las uñas no se resequen y se quiebren tenemos que utilizar quita esmalte a base de aceite, al momento de retirar el esmalte. Otro consejo es untar aceite de oliva o el contenido de una cápsula de vitamina E en un trozo de algodón y dar masajes en cada uña las tornará mas fuertes y resistentes.
  • Antes de empezar la manicure debemos desinfectar manos y uñas, evitar el contacto con agua muy caliente o muy fría porque resecan la piel de las manos, igualmente los detergentes y jabones fuertes ya que estos irritan las manos y evitar exponerse al sol sin protección porque pueden producir manchas en la piel.
  • Realizar la manicure mas o menos media hora después del baño, porque el agua ablanda las uñas y hace que tarde más el secado. La humedad del aliento provoca que el esmalte no se fije en las uñas, por lo que debemos evitar soplarlas. Si queremos un secado rápido, podemos introducir por unos instantes las manos en la refrigeradora o aplicarnos un brillo secante.
  • La miel de abeja y el yogurt actúan como mascarillas caseras que producirán excelentes resultados en nuestras manos.

Fuente: webdelabelleza.com