Saltar al contenido

Cuidados e higiene del perro

Cuidado de mascotas, la higiene en los perros 

La higiene en los perros tiene la misma importancia que lo tiene para el ser humano, no solo  por apariencia sino por salud. Un perro limpio mejora su apariencia y además previene enfermedades, esto contribuye a su bienestar general, físico y psicológico.

Asear a un perro no es tan complicado como parece, aquí en Mujer Proactiva ponemos a tu alcance una práctica guía de aseo del perro que te será de utilidad, solo sigue las indicaciones y verás que es bastante sencillo.

Cepillado del perro

Es recomendable que cuando vayas a cepillar al perro, empieces con un peine de dientes espaciados, empieza por la cabeza y termina en la cola, siguiendo esa dirección.

Al hacerlo, vigila signos de una posible presencia de pulgas, tumores o nudos sospechosos. Al utilizar primero el peine de dientes espaciados, evitarás tirones de pelo incómodos para el animal y este estará más tranquilo. Después, cepilla al animal con la ayuda de un cepillo de metal hecho expresamente para retirar el pelo muerto del pelaje. Nunca utilices tijeras para cortar los nudos, porque corres el peligro de cortar también la piel del animal.

Una vez tenemos el cepillado, pasemos a la higiene auricular. La limpieza de las orejas también forma parte de los cuidados regulares de higiene, aunque la mayoría de los perros no requieren de una limpieza diaria de las orejas. Pero sí hay que examinarlas regularmente y, si advertimos una cantidad excesiva de pelos o trozos de cera, deberemos limpiarlas. Aunque el aceite mineral y el alcohol son productos que popularmente se recomiendan para limpiar las orejas, los productos que puedes adquirir en el veterinario, productos especializados, son mejores y entrañan menos riesgos. Evita utilizar algodones para limpiar las orejas, ya que existe el riesgo de dañar los tímpanos del animal. Mejor utilizar un poco de tela suave alrededor del dedo índice y limpia despacio el canal auricular.

Bañando al perro

Los baños a los perros deberían realizarse sólo por expresa necesidad. La frecuencia de éstos depende de las animales y de las condiciones, y lo más apropiado es consultar al veterinario a este respecto. Durante el baño, nunca utilices champú humano para lavar al perro. La piel de los perros es mucho más sensible que la nuestra, por lo que nuestro champú puede irritarles gravemente la piel. Además, desecan el pelo del pelo y favorecerán a la formación de pellejos.

Y terminaremos con el corte de las uñas. Este corte contribuye a la salud de las patas y garantiza que tu perro estará a gusto para andar y correr. Omitir cortar las uñas, puede entrañar el riesgo de uñas encarnadas con las posibles infectarse que eso conlleva y el sufrimiento del animal. El veterinario puede mostrarte cómo cortar las uñas del perro sin herirle.

Fuente: perros.anipedia.net