Saltar al contenido

Cuidados del rostro y cuello consejos útiles

Cómo cuidar nuestro rostro y cuello

Todo el año nuestra piel ha sido expuesta a las contaminaciones e impurezas que se encuentran en le medio ambiente o propensa a contraer cualquier enfermedad cutánea.

Por ello es muy importante que protejamos nuestra piel y le dediquemos los cuidados necesarios para que se mantenga saludable.

Acné, espinillas, arrugas y manchas, son algunos de los tantos problemas que pueden atacar a nuestra piel producto de los maltratos del quehacer diario.

Las mujeres prestamos especial atención a la aparición de las muy conocidas y nada deseadas líneas de expresión, que si no le damos la debido tratamiento se pueden convertir en arrugas profundas y que decir del cuello.

A continuación les presentamos 10 recomendaciones para cuidar el rostro y el cuello.

Solo debes seguir estas indicaciones que aunque sencillas te pueden ayudar a lucir tu piel sana, tersa y sin signos de envejecimiento.

Los cinco cuidados fundamentales del rostro

1. Mantén una alimentación saludable, pues lo que comes afecta tu piel. Además, procura lavar tu cara todas las noches para mantenerla limpia. Usa un jabón especial o crema de limpieza para esto, así eliminaras la suciedad que acumula tu piel durante el día.

2. Según la Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología las espinillas se previenen no exponiéndose demasiado al sol, no peñiscándolas y no utilizando maquillaje. Un consejo natural para prevenirlas es exfoliar tu rostro con una mezcla de avena, limón y yogur al menos una vez por semana.

Pero ojo, si ya presentas espinillas o acé el Dr. Néstor Carreño, dermatólogo del Hospital Clínico de la Universidad Católica, advierte que «se debe consultar al especialista y este determinará luego de la evaluación del paciente si esto corresponde a un acné propio del adolescente, a un cuadro que puede estar expresándose secundario a un trastorno hormonal en la mujer, o un cuadro secundario al uso de fármacos o de productos cosméticos grasosos como causa menos frecuente.»

3. Mantén tu piel hidratada, usando algún producto humectante adecuado para tu tipo piel. Si eres mujer y quieres maquillarte, te aconsejamos mezclar un poco de base con la crema y podrás lucir una piel tersa. También puedes utilizar una mascarilla de yogur natural una vez a la semana para obtener un rostro sedoso.

4. Utiliza un exfoliante formando círculos por tu nariz, frente y barbilla, es recomendable hacerlo cada 2 o 3 veces por semana, su abuso no es recomendable. Elimina el producto con agua tibia y realízate pequeños masajes faciales durante 30 minutos. Pellízcate la zona desde la barbilla a las orejas con los dedos índice y pulgar, alisa tu frente y luego baja hasta el cuello.

5. Utiliza diariamente un protector solar, esto evitará que tu piel envejezca prematuramente. Si no nos cuidamos de los rayos UV seremos propensos a sufrir cáncer a la piel.

Los cinco cuidados fundamentales del cuello

6. Según el Dr. Carreño «el cuello se debe mantener con los mismos cuidados como los del rostro». Por tanto también requiere que lo laves dos veces al día, pues se encuentra expuesto al ambiente, sufre daños por contaminantes y otras sustancias.

7. Exfolia tu cuello al menos una o dos veces a la semana, esto ayudara a eliminar impurezas y piel muerta. De esta forma tu la piel de tu cuello lucirá suave y saludable

8. Al igual que tu rostro, la piel de tu cuello también necesita que la hidrates y la protejas del sol. Para esta parte de tu cuerpo debes aplicar cremas especializadas todas las noches antes de irte a dormir.

9. Debes realizarle masajes a tu cuello con cremas reafirmantes de forma ascendente, es decir, desde el cuello hasta la barbilla.

10. La piel del cuello tiende a debilitarse debido a que no posee una fuerte pared muscular que lo sostenga. Por ello puedes realizar ejercicios para fortalecerlo, intenta tocar con tu barbilla tu cuello y luego echar tu cabeza hacia atrás, repitiendo cinco veces y al menos un par de veces al día.

Procura cuidar tu piel desde temprana edad y podrás prevenir no sólo arrugas y manchas, también otros problemas más graves como el cáncer. Asegúrate de usar las cremas adecuadas para tu tipo de piel y ante cualquier anomalía visita a tu dermatólogo. La dermatóloga del Centro de Cirugía Plástica y Medicina Estética de Clínica Santa María, Hilda Rojas, señala que “lo más importante es siempre consultar a un dermatólogo que haga un buen diagnóstico, que identifique si lo que se tiene es una enfermedad u otro tipo de problema.”

Fuente: saludactual.cl