Saltar al contenido

Cuidemos nuestra piel en verano

Tips para cuidar la piel en verano

La temporada veraniega trae consigo calor, playa y sol, la combinación perfecta para eliminar el estrés y relajarnos, sin embargo por más agradable que sea tomar un buen baño de sol no es lo mejor para nuestra piel, en el verano es esencial que evitemos el fotoenvejecimiento de la piel, esto se conoce como envejecimiento por exposición solar.

Para ello es recomendable utilizar un protector solar con factor mayor a 40 o, de preferencia una pantalla solar FPS 65.

Los protectores solares resguardan la piel de los rayos UVA y UVB que recibimos del sol y que generan daños irreversibles en su estructura y producen envejecimiento prematuro y lesiones cutáneas. Además, el uso de  FPS (Factor de Protección Solar),  previene la aparición de manchas.

Ese es otro motivo por el que conviene colocarnos el protector al comienzo del día. Si queremos maquillarnos, no hay problema. Existen los protectores con color o podemos maquillarnos sobre el producto.

Para un buen cuidado de la piel frente al sol, debemos repetir la colocación del FPS cada 2 o 3 horas, ya que aunque no estemos expuestas de manera directa, los rayos refractan en el pavimento, en la arena o en el agua, por lo que aún estando bajo techo ó sombra tu piel los recibirá de igual forma. Esto se extiende, también hasta los días nublados y con lluvia.

¿Podemos hacer tratamientos en esta época?

Por supuesto, sólo se trata de elegir el tratamiento no invasivo adecuado. Estas son alguna de las opciones.

Microdermoabrasión con puntas de diamantes naturales. Produce una exfoliación profunda de la piel, eliminando las capas de células muertas, devolviéndole brillo y luminosidad a la piel.

Tonificación. Se realiza a través de un leve masaje en el rostro, con aparatología de última generación que produce la primera fuente de liberación de colágeno y elastina aumentando el tono y la elasticidad a la piel.

* Máscara Antiage. Le devuelve a la piel todo lo que perdió: minerales, oligoelementos y oxígeno.

Láser Facial Antienvejecimiento.  Todos los anteriores -y en ése orden- preparan  la piel para recibir a este tratamiento que no tiene contraindicaciones, es indoloro y estimula  la regeneración celular de la capa más profunda de la piel aumentando el grosor de la misma, rellenando las arrugas y estimulando la liberación de colágeno y elastina, elementos fundamentales para que la piel se luzca.

* Rejuvenecimiento con Luz Pulsada Intensa. Esta técnica produce una gran liberación de colágeno y elastina por parte de las células. En una sola sesión se nota lo tersa y turgente que queda la piel, a diferencia del láser cuya acción es progresiva.

* La Radiofrecuencia. Produce un calentamiento en las capas profundas de la piel y superficiales del tejido adiposo subyacente generando una importante respuesta inflamatoria. Como resultado observamos el levantamiento de cejas, pómulos y punta nasal, la reducción de la distancia labio-nasal y una mejora integral de la piel en la zona tratada.

Fuente: entremujeres.com