Saltar al contenido

De la depresión a la ilusión

¿Qué es la depresión?

La depresión, también conocida como trastorno depresivo mayor, es un trastorno del estado de ánimo que te hace sentir tristeza constante o falta de interés en la vida. La mayoría de las personas se sienten tristes o deprimidas a veces. Es una reacción normal a la pérdida o a los desafíos de la vida.

Pero cuando la tristeza intensa, que incluye sentirse indefenso, desesperado y sin valor, dura de muchos días a semanas y le impide vivir su vida, puede ser algo más que tristeza. Usted podría tener depresión clínica, una condición médica tratable.

Síntomas de la depresión

De acuerdo con el DSM-5, un manual que los médicos usan para diagnosticar trastornos mentales, usted tiene depresión cuando tiene cinco o más de estos síntomas durante al menos 2 semanas:

  • Te sientes cansancio o falto de energía casi todos los días.
  • Te sientes sin valor o culpable casi todos los días.
  • Te sientes desesperado o pesimista.
  • Te cuesta concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones.
  • No puedes dormir, o duermes demasiado, casi todos los días.
  • Casi no tienes interés o placer en muchas actividades casi todos los días.
  • Piensas a menudo en la muerte o el suicidio (no sólo el miedo a la muerte).
  • Te sientes inquieto o ralentizado.
  • Has perdido o ganado peso.
  • Te sientes malhumorado e inquieto.
  • Has perdido el placer por la vida.
  • Comes en exceso o deje de sentir hambre.
  • Tiene dolores, molestias, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos que no desaparecen o mejoran con el tratamiento.
  • Tienes sentimientos tristes, ansiosos o «vacíos».

Si bien estos síntomas son comunes, no todas las personas con depresión tendrán los mismos. La gravedad, la frecuencia con la que ocurren y la duración de la duración pueden variar.

Sus síntomas también pueden ocurrir en patrones. Por ejemplo, la depresión puede venir con un cambio en las estaciones (una condición anteriormente llamada trastorno afectivo estacional).

No es raro que las personas con depresión tengan signos físicos de la afección. Pueden incluir dolor en las articulaciones, dolor de espalda, problemas digestivos, problemas para dormir y cambios en el apetito. Es posible que también haya ralentizado el habla y los movimientos.

La razón es que las sustancias químicas del cerebro vinculadas a la depresión, específicamente la serotonina y la norepinefrina, juegan un papel en el estado de ánimo y el dolor.

Causas de la depresión

Hay varias causas posibles de la depresión. Pueden variar desde biológicos hasta circunstanciales.

Las causas comunes incluyen:

  • Antecedentes familiares. Tienes un mayor riesgo de desarrollar depresión si tienes antecedentes familiares de depresión u otro trastorno del estado de ánimo.
  • Traumatismo de la primera infancia. Algunos eventos afectan la forma en que su cuerpo reacciona ante el miedo y las situaciones estresantes.
  • Estructura cerebral. Existe un mayor riesgo de depresión si el lóbulo frontal del cerebro es menos activo. Sin embargo, los científicos no saben si esto sucede antes o después de la aparición de los síntomas depresivos.
  • Condiciones médicas. Ciertas afecciones pueden ponerlo en mayor riesgo, como enfermedades crónicas, insomnio, dolor crónico o trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).
  • Consumo de drogas. Un historial de abuso de drogas o alcohol puede afectar su riesgo.

Si deseas más información sobre la depresión, compartimos un PDF con todo lo que necesitas saber y est completamente gratis.

Descargar gratis aquí