Saltar al contenido

Embarazo y cuidados primer trimestre

Embarazo primer trimestre

En el periodo del embarazo, los trimestres son los principales hitos para la futura madre. Aunque estos periodos no abarcan exactamente tres meses, mas bien son periodos de duración irregular definidos por la fisiología del crecimiento del bebe.

Sin embargo, se considera que los trimestres empiezan desde la fecha supuesta de concepción (dos semanas después del UPM) y que el primer trimestre abarca las 12 primeras semanas de la vida del bebé.

A las 28 semanas finaliza el segundo trimestre y el tercero abarca el resto del periodo del embarazo.

Durante el primer trimestre, su cuerpo se adapta al embarazo. Al comienzo, usted no parecerá embarazada, y puede que tampoco se sienta embarazada, pero la actividad de sus hormonas comenzará rápidamente a afectarla de varias maneras. Su humor puede cambiar de manera caprichosa, su libido puede decrecer o incrementarse, su apetito se transformará, quizá llegue a darse cuenta de que prefiere comidas más simples y livianas.

Cambios físicos

Su cuerpo de embarazada tendrá que trabajar mucho para alimentar al embrión en desarrollo y a la placenta. El embarazo propicia una mayor actividad metabólica -entre un 10 y un 25 por ciento más que la normal-, lo cual significa que el cuerpo acelera todas sus funciones. El nivel de trabajo de su corazón se eleva abruptamente, alcanzando casi el nivel máximo que mantendrá durante todo el embarazo. También aumentará el ritmo cardíaco, y seguirá haciéndolo hasta la mitad del segundo trimestre. Su respiración se tornará más rápida, ya que usted ahora envía más oxígeno al feto y exhala más anhídrico carbónico.
Debido a la acción del estrógeno y la progesterona, sus pechos se tornarán más grandes y pesados y serán más sensibles al tacto desde el comienzo. Los depósitos de grasa aumentan y se desarrollan nuevos conductos para la leche. La aréola que rodea los pezones se torna más oscura y aparecen allí pequeños nódulos llamados tubérculos de Montgomery. Por debajo de la piel, usted notará que aparece una red de líneas azuladas, ya que aumenta la afluencia de sangre a los pechos.

Su útero aumenta de tamaño, aun al comienzo del embarazo, pero eso no se puede percibir a través de la pared abdominal sino hasta el final del primer trimestre, cuando comienza a levantarse por encima del límite de la pelvis. Mientras aún está bajo, a la altura de la pelvis, su útero presionará cada vez más la vejiga, de modo que seguramente usted sentirá necesidad de orinar con más frecuencia.

Además, las fibras musculares de su útero comienzan a hacerse más gruesas, hasta que toman una gran solidez. Sin embargo, usted probablemente no verá incrementado el perímetro de su cintura sino a fines del primer trimestre.

Aumento de peso

Durante los primeros tres meses usted aumentará probablemente entre 1 y 2 kilogramos, si no ha tenido problemas de náuseas.
De este incremento, sólo 50 gramos corresponden al bebé. El resto corresponde al sistema de mantenimiento de su bebé (la placenta y el líquido amniótico), a su útero, a sus pechos agrandados, y a su mayor volumen de sangre. Las acumulaciones maternas de grasa tienen aproximadamente el mismo peso que él bebé.

Cuidados personales

Usted tiene una mayor necesidad de proteínas e hidratos de carbono, para abastecer a su bebé en desarrollo, a la placenta, los pechos y el útero, por eso es muy importante que coma de manera saludable desde el comienzo del embarazo. Tendrá también más necesidad de agua y bebidas apropiadas. Debe tratar de beber al menos ocho vasos de líquido al día. Asegúrese, además, de tener el descanso necesario. Debe evitar las drogas, la cafeína, el alcohol, y el cigarrillo durante todo el embarazo, pero particularmente en este período.
Use ropa cómoda. Si bien probablemente aún no necesite invertir en ropa para futura mamá, no hay nada peor que tener que soportar ropa ceñida e incómoda. Por eso trate de ir un paso adelante respecto del aumento de su talla. Casi seguramente necesitará un corpiño más grande, y debe ser un corpiño adecuado para futura mamá.

Cuidados prenatales

Probablemente sea su médico quien le haya confirmado su embarazo. De no ser así, haga una cita con un obstetra en cuanto tenga un resultado positivo en el análisis. En la primera visita le preguntarán acerca de sus antecedentes médicos y los de su familia y le practicarán una serie de estudios, que incluyen análisis de sangre y de orina.

Haciendo planes

Su médico le informará acerca de las opciones de partos posibles para usted. Necesitará comenzar a pensar acerca del tipo de parto que usted desea y dónde es más probable que lo obtenga. Artículos, libros, páginas web, pueden ayudarla a decidir acerca de esto, y a profundizar su información respecto de distintos aspectos del embarazo, el parto y los cuidados de su bebé.

Siguiente tema: Embarazo y segundo trimetre