Saltar al contenido

Emociones humanas – Celos y envidia

Las emociones y su importancia

Las emociones pueden desempeñar un papel importante en la forma en que pensamos y nos comportamos. Las emociones que sentimos cada día pueden obligarnos a tomar medidas e influir en las decisiones que tomamos sobre nuestras vidas, tanto grandes como pequeñas.

Para entender realmente las emociones, es importante entender los tres componentes críticos de una emoción.

Componentes de una emoción:

Un componente subjetivo (cómo experimentas la emoción)
Un componente fisiológico (cómo reaccionan sus cuerpos a la emoción)
Un componente expresivo (cómo te comportas en respuesta a la emoción).

Estos diferentes elementos pueden desempeñar un papel en la función y el propósito de sus respuestas emocionales.

Las emociones pueden ser efímeras, como un destello de molestia en un compañero de trabajo, o de larga duración, como la tristeza duradera por la pérdida de una relación. Pero, ¿por qué experimentamos emociones exactamente?

¿Para qué sirven?

Las emociones pueden motivarnos a tomar acción

Cuando te enfrentas a un examen difícil, es posible que sientas mucha ansiedad acerca de si te va a rendir bien y cómo afectará la prueba a tu calificación final.

Debido a estas respuestas emocionales, es posible que seas más propenso a estudiar. Ya que experimentaste una emoción en particular, tuviste la motivación para tomar acción y hacer algo positivo para mejorar tus posibilidades de obtener una buena calificación.

TE PUEDE INTERESAR  Cómo desvincularte de tu ex, según Walter Riso

También tendemos a tomar ciertas acciones para experimentar emociones positivas y minimizar la probabilidad de sentir emociones negativas.

Por ejemplo, podrías buscar actividades sociales o pasatiempos que te proporcionen una sensación de felicidad, satisfacción y emoción. Por otro lado, probablemente evitaría situaciones que potencialmente podrían conducir al aburrimiento, tristeza o ansiedad.

Las emociones nos ayudan a sobrevivir, prosperar y evitar el peligro

El naturalista Charles Darwin creía que las emociones son adaptaciones que permiten que tanto los humanos como los animales sobrevivan y se reproduzcan.

Cuando estamos enojados, es probable que enfrentemos la fuente de nuestra irritación. Cuando experimentamos miedo, es más probable que huyamos de la amenaza. Cuando sentimos amor, podríamos buscar un compañero y reproducirnos.

Las emociones cumplen un papel adaptativo en nuestras vidas motivándonos a actuar rápidamente y tomar acciones que maximicen nuestras posibilidades de supervivencia y éxito.

Las emociones pueden ayudarnos a tomar decisiones

Nuestras emociones tienen una gran influencia en las decisiones que tomamos, desde lo que decidimos desayunar hasta qué candidatos elegimos votar en las elecciones políticas. Los investigadores también han encontrado que las personas con ciertos tipos de daño cerebral que afectan su capacidad para experimentar emociones también tienen una disminución de la capacidad de tomar buenas decisiones.

Incluso en situaciones en las que creemos que nuestras decisiones están guiadas puramente por la lógica y la racionalidad, las emociones juegan un papel clave. Se ha demostrado que la inteligencia emocional, o nuestra capacidad para entender y manejar las emociones, desempeña un papel importante en la toma de decisiones.

TE PUEDE INTERESAR  El inquietante mundo de los psicópatas

Las emociones permiten que otras personas nos entiendan

Cuando interactuamos con otras personas, es importante dar pistas para ayudarles a entender cómo nos sentimos. Estas señales pueden implicar la expresión emocional a través del lenguaje corporal, como varias expresiones faciales relacionadas con las emociones particulares que estamos experimentando.

En otros casos, podría implicar indicar directamente cómo nos sentimos. Cuando le decimos a amigos o familiares que nos sentimos felices, tristes, emocionados o asustados, les estamos dando información importante que luego pueden usar para tomar medidas.

La envidia y los celos

Estas emociones comúnmente sentidas a menudo se confunden entre sí.

La envidia ocurre cuando nos falta un atributo deseado disfrutado por otro.

Los celos ocurren cuando algo que ya poseemos (generalmente una relación especial) es amenazado por una tercera persona.

Y así la envidia es una situación de dos personas, mientras que los celos son una situación de tres personas. La envidia es una reacción a la falta de algo. Los celos son una reacción a la amenaza de perder algo (generalmente alguien).

Esto parece sencillo, ¿por qué la confusión?

Un problema es una ambiguedad semántica desafortunada con la palabra “celos” (pero NO con la palabra “envidia”).

Si le pides a la gente que describa una situación en la que se sintieran celosos, es tan probable que describan una experiencia de envidia (por ejemplo, “Deseé tener la buena apariencia de mi amigo”) como de celos (por ejemplo, “mi novia bailó con un tipo atractivo”).

TE PUEDE INTERESAR  Cómo sobrevivir a los amores psicopáticos

Naturalmente, esto crea la sensación de que los celos y la envidia son muy similares, a pesar de que en realidad son muy diferentes.

Por lo tanto, cuando alguien dice, “Me siento celoso”, no sabes si él o ella está experimentando una situación de envidia o una situación de celos, a menos que se proporcione más contexto (por ejemplo, “Me sentí celosa cuando vi a mi novia bailando con el tipo atractivo”).

El segundo problema es que la envidia y los celos a menudo viajan juntos. ¿Qué clase de rival de los afectos de tu pareja es probable que cree celos? Es el rival con características que es probable que envidia, es decir, el rival atractivo.

La envidia y los celos pueden hacerte sentir miserable

La envidia y los celos viajan juntos, pero son emociones diferentes, ambas son negativas y pueden hacerte sentir miserable y arruinar tus relaciones.

La envidia es resentimiento hacia los demás debido a sus posesiones o éxito. Idealizas cuando tienes envidia. No sólo quieres lo que tienen; también quieres su estatura.

Los celos es cuando una tercera persona amenaza una relación, tienes miedo de perder a alguien que amas en manos de otros.

Los celos son una emoción anticipada. “Los celos nos hacen tomar medidas de precaución. Si eso fracasa y el compañero tiene una aventura, la nueva situación despierta ira, depresión y decepción”.

Para saber más sobre estas emociones humanas, a continuación compartimos un archivo PDF con la información completamente gratis.

Descargar gratis aquí