Saltar al contenido

Importancia del uso del uso del lenguaje positivo

Uso del lenguaje positivo

El lenguaje es una herramienta extremadamente potente. Ya sea que se comunique oralmente, o por escrito, la forma en que se expresa afectará si su mensaje se recibe positiva o negativamente. Incluso cuando usted está transmitiendo noticias desagradables, el impacto puede ser suavizado por el uso de lo que llamamos lenguaje positivo.

Sin duda estás familiarizado con el «Negativo». El negativo es la persona que a menudo ofrece críticas a las ideas, o siempre proporciona razones por las que algo no funcionará. El negativo extremo rara vez ofrece sugerencias o alternativas, pero es muy bueno para encontrar agujeros en las ideas de los demás.

Si alguna vez has trabajado con tal persona, (o si eres una), sabrás que este tipo de comunicación negativa es muy agotador para aquellos alrededor de esta persona. El desafío constante del negativo, si bien puede estimular la discusión, también crea un ambiente negativo y una mayor confrontación.

Los negativos no siempre tienen actitudes negativas. En muchos casos simplemente utilizan un lenguaje que da la impresión de negatividad. No han aprendido a expresar sus comentarios de maneras más constructivas y positivas.

Es muy fácil caer en el patrón de lenguaje negativo. Muchos de nosotros lo hacemos sin ser conscientes de ello, particularmente en la comunicación escrita. Por ejemplo, no es raro que las organizaciones gubernamentales escriban cartas con frases negativas a clientes, solicitantes y aquellos que regula. Eche un vistazo a la siguiente nota típica del gobierno.

«Lamentamos informarle que no podemos procesar su solicitud para registrar su nombre comercial, ya que ha descuidado proporcionar suficiente información. Por favor complete TODAS las secciones del formulario adjunto y devuélvenoslo.»

Si bien es educado (aunque excesivamente formal), también es extremadamente negativo. Incluye varias palabras negativas– no puede, y descuidado, y tiene un tono que sugiere que el receptor es el culpable del problema.

Compare este ejemplo con un enfoque más positivo reescrito.

«Felicitaciones por su nuevo negocio. Para registrar el nombre de su empresa, necesitamos información adicional. Si devuelve el formulario adjunto, con las áreas resaltadas rellenadas, podremos enviarle su certificado de registro comercial en un plazo de dos semanas. Le deseamos éxito en su nuevo emprendimiento.»

Tenga en cuenta que el ejemplo negativo le dice a la persona lo que ha hecho mal, y no enfatiza las cosas positivas que se pueden hacer para remediar el problema. La información está ahí, pero suena burocrática, fría y… bien negativo. El ejemplo positivo suena completamente diferente, aunque contiene información casi idéntica. tiene un tono más «optimista» y útil.

Negativo & Lenguaje positivo

El fraseo negativo y el lenguaje a menudo tienen las siguientes características:

  • Le dice al destinatario lo que no se puede hacer.
  • Tiene un tono sutil de culpa.
  • Incluye palabras como no puede, no puede, incapaz de, que decirle al destinatario lo que la agencia de envío no puede hacer.
  • No hace hincapié en acciones positivas que serían apropiadas, o consecuencias positivas.

El fraseo positivo y el lenguaje tienen las siguientes cualidades:

  • Le dice al destinatario lo que se puede hacer
  • Sugiere alternativas y opciones disponibles para el destinatario
  • Suena útil y alentador en lugar de burocrático
  • Acciones positivas y consecuencias positivas que se pueden anticipar.

Lenguaje negativo común/fraseo

Si desea pasar a una comunicación más positiva, la primera tarea es identificar y eliminar el fraseo negativo común. Los siguientes son bastante comunes, y deben evitarse siempre que sea posible.

1. Expresiones que sugieren descuido:

a) Usted descuidó especificar…
b) No pudo incluir…
c) Pasaste por alto el encierro…

2. Frases que sugieren que la persona miente:

a) Usted afirma que…
b) Dices eso…
c) Usted declara que…

3. Expresiones que implican que el destinatario no es demasiado brillante:

a) No podemos ver cómo…
b) No entendemos…
c) Estamos en una pérdida para saber…

4. Frases exigentes que impliquen coacción/presión:

a) Usted debe…
b) Usted debe…
c) Usted debe…
d) Debemos pedirle que…
e) Debemos insistir…

5. Frases que podrían interpretarse como sarcásticas o condescendientes:

a) Sin duda…
b) Le daremos las gracias a…
c) Usted entiende, por supuesto…
d) Por favor, responda pronto…

Fraseo positivo

Si va a eliminar frases negativas, tendrá que reemplazarlas con formas más positivas de transmitir la misma información. A continuación se presentan sólo algunos ejemplos de fraseo positivo.

1) Si puede enviarnos [lo que sea], podemos completar el proceso por usted.

2) La información que tenemos sugiere que usted tiene un punto de vista diferente sobre este tema. Déjame explicar nuestra perspectiva.

3) ¿Podemos sugerirle [sugerencia].

4) Una opción abierta a usted es [opción].

5) Podemos ayudarle a [lo que sea] si puede enviarnos [lo que sea].

Algunos ejercicios

1. Tire de algunos memorandos que ha escrito. Revisa cada una palabra por palabra y frase por frase, resaltando frases que tienen un tono negativo. Esté atento a aspectos sutiles de sus notas que envían mensajes burocráticos o degradantes. A continuación, reescriba la nota.

Conclusión

El lenguaje negativo transmite una mala imagen a los clientes y a los que nos rodean. A veces causa conflicto y confrontación donde no es necesario ni deseado. El primer lugar para empezar a usar un lenguaje positivo es con material escrito. Una vez que haya desarrollado la habilidad de escribir positivamente, será más fácil cambiar su lenguaje hablado para presentar un tono más positivo.

Si te deseas más  información sobre la ciencia del lenguaje positivo, a continuación compartimos un documento PDF con todo lo que necesitas saber.

Descargar gratis aquí