Saltar al contenido

La felicidad a la vuelta de la esquina

¿Qué es la felicidad?

La felicidad es un estado emocional caracterizado por sentimientos de alegría, satisfacción y realización. Si bien la felicidad tiene muchas definiciones diferentes, a menudo se describe como que implica emociones positivas y satisfacción en la vida.

Cuando la mayoría de las personas hablan de felicidad, podrían estar hablando de cómo se sienten en el momento presente, o podrían estar refiriéndose a un sentido más general de cómo se sienten acerca de la vida en general.

Debido a que la felicidad tiende a ser un término tan ampliamente definido, los psicólogos y otros científicos sociales suelen usar el término «bienestar subjetivo» cuando hablan de este estado emocional. Así como suena, el bienestar subjetivo tiende a centrarse en los sentimientos personales generales de un individuo sobre su vida en el presente.

Dos componentes clave de la felicidad (o bienestar subjetivo)

El equilibrio de emociones

Todos experimentan emociones, sentimientos y estados de ánimo positivos y negativos. La felicidad generalmente está relacionada con experimentar sentimientos más positivos que negativos.

Satisfacción de la vida

Esto se relaciona con lo satisfecho que te sientes con diferentes áreas de tu vida, incluyendo tus relaciones, trabajo, logros y otras cosas que consideras importantes.

Cómo saber si eres feliz

Si bien las percepciones de felicidad pueden ser diferentes de una persona a la siguiente, hay algunos signos clave que los psicólogos buscan al medir y evaluar la felicidad.

Algunos signos clave de felicidad incluyen:

  • Sentir que estás viviendo la vida que querías
  • Sintiendo que las condiciones de tu vida son buenas
  • Sentir que has logrado (o lograrás) lo que quieres en la vida
  • Sentirse satisfecho con su vida
  • Sentirse positivo más que negativo

Una cosa importante a recordar es que la felicidad no es un estado de euforia constante. En cambio, la felicidad es una sensación general de experimentar emociones más positivas que negativas.

Las personas felices todavía sienten toda la gama de emociones humanas ira, frustración, aburrimiento, soledad e incluso tristeza de vez en cuando. Pero incluso cuando se enfrentan a la incomodidad, tienen una sensación subyacente de optimismo de que las cosas mejorarán, que pueden lidiar con lo que está sucediendo y que podrán sentirse felices de nuevo.

Tipos de felicidad

Hay muchas maneras diferentes de pensar en la felicidad. Por ejemplo, el antiguo filósofo griego Aristóteles hizo una distinción entre dos tipos diferentes de felicidad: hedonia y eudaimonia.

Hedonía

La felicidad hedónica se deriva del placer. Con mayor frecuencia se asocia con hacer lo que se siente bien, cuidarse a sí mismo, cumplir deseos, experimentar el disfrute y sentir una sensación de satisfacción.

Eudaimonía

Este tipo de felicidad se deriva de la búsqueda de la virtud y el significado. Componentes importantes del bienestar eudaimónico, incluyendo la sensación de que su vida tiene significado, valor y propósito. Se asocia más con el cumplimiento de responsabilidades, la inversión en metas a largo plazo, la preocupación por el bienestar de otras personas y la realización de ideales personales.

La hedonía y la eudemonía son más comúnmente conocidas hoy en día en psicología como placer y significado, respectivamente. Más recientemente, los psicólogos han sugerido la adición del tercer componente que se relaciona con la participación. Estos son sentimientos de compromiso y participación en diferentes áreas de la vida.

Las investigaciones sugieren que las personas felices tienden a ocupar un lugar bastante alto en satisfacción de la vida eudaimónica y mejor que la media en su satisfacción por la vida hedónica.

Todo esto puede desempeñar un papel importante en la experiencia general de la felicidad, aunque el valor relativo de cada uno puede ser altamente subjetivo. Algunas actividades pueden ser placenteras y significativas, mientras que otras podrían sesgarse más de una manera u otra.

Por ejemplo, ser voluntario para una causa en la que creas podría ser más significativo que placentero. Ver tu programa de televisión favorito, por otro lado, podría ser más bajo en significado y más alto en placer

Si deseas saber más sobre este interesante tema, te invitamos a descargar gratis este PDF con toda la información que necesitas.

Descargar gratis aquí