Saltar al contenido

La gran guía del lenguaje corporal

La comunicación verbal y no verbal

La comunicación verbal suele ser sencilla. Abres la boca y dices lo que quieres decir.

La comunicación no solo ocurre verbalmente. A medida que habla o escucha, también expresa sentimientos y reacciones con su lenguaje corporal, incluida su expresión facial, gestos y postura.

Muchas personas pueden descifrar el lenguaje corporal intencional sin muchos problemas. Si alguien pone los ojos en blanco o estampa su pie, por ejemplo, probablemente tengas una idea bastante buena de cómo se siente.

El lenguaje corporal involuntario es más difícil de captar. Aquí hay un vistazo al significado detrás de algunos tipos más sutiles de lenguaje corporal.

El papel del lenguaje corporal

Según la Dra. Emily Cook, terapeuta matrimonial y familiar en Bethesda, MD, el lenguaje corporal juega un papel esencial en la forma en que compartimos información con los demás.

«Hay evidencia que sugiere que nuestros cerebros priorizan la comunicación no verbal sobre la comunicación verbal», dice. «Entonces, cuando nuestro cerebro recibe un mensaje mixto, digamos que escucha: ‘Te amo’ pero ve una cara mala o escucha un tono poco sincero, puede preferir las señales no verbales a las verbales», agrega.

Es importante tener en cuenta que el lenguaje corporal no es universal. Varias cosas pueden afectar la forma en que alguien usa e interpreta el lenguaje corporal.

Diferencias culturales

Los antecedentes culturales de alguien pueden tener una gran influencia en la forma en que usan y leen el lenguaje corporal.

Considere estos ejemplos:

En muchas culturas occidentales, el contacto visual al hablar sugiere apertura e interés. Las personas de otras culturas, incluidas muchas culturas orientales, pueden evitar el contacto visual prolongado, ya que mirar ligeramente hacia abajo o hacia un lado puede parecer más respetuoso.

Asentir indica acuerdo en muchas culturas. En otros, podría significar que la otra persona reconoce tus palabras.
Diferencias en el desarrollo

Las personas neurodiversas también pueden usar e interpretar el lenguaje corporal de manera diferente a como lo hacen las personas neurotípicas.

Por ejemplo, puede inquietarse cuando está aburrido, pero las personas neurodiversas pueden inquietarse para aumentar el enfoque, calmar el nerviosismo o calmarse de otras maneras. Las personas autistas también pueden tener problemas Para leer el lenguaje corporal.

Diferencias psicológicas

Ciertas condiciones de salud mental también pueden afectar el lenguaje corporal de alguien. Alguien con ansiedad social puede encontrar extremadamente difícil conocer y mantener la mirada de alguien, por ejemplo.

Las personas que prefieren evitar tocar a los demás pueden no darse la mano o abrazarse al saludar a alguien. Ser consciente de los límites que algunas personas pueden tener en torno al contacto casual puede ayudarlo a evitar asumir que a alguien no le gusta.

Para saber más sobre el lenguaje corporal compartimos este PDF que te puede ser muy útil.

Descargar gratis aquí