Saltar al contenido

Los hombres prefieren a las mujeres con curvas


Los hombres prefieren a las mujeres con curvas.


Siempre he pensado que la obsesión por llegar a una talla 0 es una idea que nosotras mismas nos imponemos, pues a los hombres lo que les llama la atención es una mujer con curvas.

 Bueno, a la mayoría de los hombres, digamos pues que a los hombres normales, ya que me he topado con uno que otro con ideas más que raras…

En fin, si volvemos al tema de lo que le gusta a los hombres es sin duda una mujer con curvas. Pero, ¿alguna vez te preguntaste por qué los hombres las prefieren con curvas?

Lo primero es porque les evoca mucha más femineidad, salud y confianza. Descubre qué es lo que piensan algunos hombres al ver a una mujer curvilínea a continuación.

Lo que los hombres ven en una mujer

¿Sabías que a diferencia de lo que la mercadotecnia vende, un hombre asocia las curvas con la sensualidad y fertilidad? Esto se debe a un gusto primitivo, ya que unas caderas bien marcadas aseguran la reproducción femenina. Además de esto, sienten en unamujer curvilínea una relación más maternal de protección y seguridad.

Pregúntale a un hombre cómo sería su mujer ideal y de inmediato dibujará un par de curvas en el aire asemejando un reloj de arena. También han aceptado que las mujeres con cuerpo les evocan mucho erotismo pues qué mejor para ellos que tener carnita de dónde agarrar, morder y apretar.

Ellos asocian a las mujeres con curvas con un carácter más empático, de buen humor, sonrientes y amenas, principalmente porque están más relajadas en lugar de estar contando las calorías de sus comidas o con mal carácter por pasar hambre.

Cómo tener más confianza en tu cuerpo

La mayoría de las mujeres somos escépticas al leer artículos de este tipo, pensamos que seguramente es una mujer gordita la que escribe y se da ánimos a sí misma. Sin embargo, puedo compartirte que hablo de mi propia experiencia, pues antes de tener a mi bebé era muy delgada y aunque llamaba la atención de los hombres, nada se compara con las curvas que llegaron con la maternidad.

El primer paso es aceptar tu cuerpo como es; elimina los estereotipos de belleza que se manejan en la tele y crea tu propia imagen. Eso sí, no confundas las curvas con un cuerpo descuidado: a lo que me refiero es a no obsesionarte por una silueta perfecta, pues en esas imperfecciones como nosotras les llamamos, los hombres encuentran mucho atractivo.