Saltar al contenido

Maquillaje de noche para verano consejos sencillos

Tips de maquillaje para una noche de verano

Todas sabemos que no es lo mismo maquillarse para una salida en una noche de invierno, que para disfrutar de un cielo despejado y las altas temperaturas que el verano nos trae.

Es por eso que hoy les traigo algunos consejos para conseguir una imagen increible y que vaya acorde con la temperatura del verano, así como con el tono de nuestra piel, más dorado y oscuro.

Para lograr un buen maquillaje, es necesario e imprescindible seguir una serie de pasos que nos ayudarán y guiarán en esta tarea.

Antes de empezar con nuestro maquillaje, debemos lavarnos el rostro con agua y jabón para que este quede liso y uniforme.

Así mismo, una buena iluminación y espacio suficiente para trabajar se agradecen en el resultado final.

En primer lugar, ya con la piel limpia, hay quedisimular las imperfecciones de nuestro rostro con un corrector. Los granos, ojeras o manchas pueden pasar a otra vida si aplicamos de la manera apropiada un producto que se asemeje a nuestro tono de piel y que aporte uniformidad.

Después hay que darlevida al rostro con un maquillaje que le aporte luminosidad. Como nos estamos maquillando para la noche, es recomendable utilizar un maquillaje más denso que el que podamos utilizar durante el día, ya que es más cubriente.

Si tienes la piel dorada puedes echar mano de una base de tonos dorados que relatarán tu bronceado. Si no es tu caso siempre puedes recurrir a recurrir a los polvos y cremas autobronceadoras, que, repartidas de forma uniforme, dan un tono dorado y natural de lo más favorecedor.

En un maquillaje nocturno los ojos se convierten en principal protagonista de nuestro rostro. Una mirada profunda hará aumentar el atractivo de nuestros rasgos, y nos ayudará a potenciar nuestra belleza natural.

Siempre hay que maquillar los ojos en función de nuestro color natural, de este modo, para el verano si tienes los ojos claros –verdes o azules- utiliza tonos de contraste como el ámbar, los rosados y los dorados.

Si posees una mirada más oscura -marrones o negros- apuesta por los negros y grises para profundizar y llamar la atención.

El lápiz de ojos nunca debe ir por libre, siempre debe combinar con el tono usado para la sombra; así como la máscara de pestañas. Utiliza una alargadora para conseguir más volumen.

En cuanto a los labios, en verano hay que potenciarlos al máximo pero no recargarlos. No es muy recomendable que si te has maquillado de forma ligera con tonos pastel acordes a tu tonalidad natural te pintes los labios utilizando un color muy intenso, pues el contraste puede ser aterrador.

Lo que se persigue para potenciarlos es conseguir volumen, y para ello lo ideal es un gloss de tonos rosados o claros, que además de resaltarlos los protegen del viento y el calor.

Fuente: cosasdemujer.com