Saltar al contenido

Medio centenar de mujeres argentinas quemadas por sus parejas en 2 años

Medio centenar de mujeres fueron quemadas en Argentina por sus parejas desde el 2010

Desde el conocido caso de Wanda Taddei que fuera quemada en febrero del año 2010 por su marido el ex baterista del grupo de rock Callejeros, 50 mujeres han muerto quemadas en Argentina.

Según datos estadísticos del Observatorio de Femicidios en Argentina, Adriana Marisel Zambrano, coordinado por la asociación civil «La casa del Encuentro», en ese mismo 10 mujeres más murieron tras ser incendiadas, en muchos de los casos victimidas por sus actuales o ex parejas.

Tal es el caso de la joven Fátima Guadalupe Catán de 24 años, quien además estaba embarazada y que el 18 de agosto del año 2010 sufrió quemaduras en casi el 90 por ciento de su cuerpo en su casa de la localidad bonaerense de Villa Fiorito, luego de 5 penosos días de agonía, falleció.

Su novio, Martín Santillán, está imputado, pero aún no se ordenó su detención.

En tanto, el número de femicidios utilizando fuego para matar casi se triplicó en 2011, cuando 29 mujeres murieron en las mismas circunstancias.
En lo que va de 2012, «La casa del Encuentro» lleva registrados 11 hechos que terminaron con las víctimas muertas y otras 17 mujeres que continúan internadas por haber sido quemadas, algunas en grave estado y con peligro de muerte.

En la mayoría de los casos, las mujeres fueron atacadas por sus actuales o ex esposos, parejas o novios y en muchos hechos no hay ningún detenido.

Este año, la primera muerte se produjo el 1 de enero y la víctima fue Jesica Lencina (22), quien salió envuelta en llamas de la casa que compartía en la localidad bonaerense de Laferrere con su marido, quien dijo que la chica se quemó sola y permanece libre.
El 10 de enero, se halló el cuerpo calcinado de una mujer de apellido Gómez en Ingeniero Juárez, Formosa, pero por entonces nadie reclamó por ella y se demoró a dos hombres.
El 20 de febrero Maira Aldana Torchelli (17) fue atacada por su novio en la localidad bonaerense de Wilde y sufrió quemaduras en el 75 por ciento del cuerpo, por lo cual murió tras seis días de agonía; su novio está detenido.

Tras varios días de agonía, una mujer de apellido Monroig (41) murió el 5 de marzo en Granadero Baigorria, Santa Fe, tras haber sido quemada por su pareja, el hombre fue apresado por el hecho.

El 21 del mismo mes, la embarazada María Cristina Rodríguez (36) falleció luego de resultar quemada con alcohol en su casa de Longhamps. Su pareja dijo que se suicidó.
Cuatro días más tarde, Ramona Benítez (52) falleció tras siete días de agonía en Misiones con el 80 por ciento del cuerpo quemado. Su pareja fue detenida.

El 4 de abril, Dolores Ojeda (36) murió tras haber sido golpeada, rociada con alcohol y quemada por su pareja 19 días antes, en su casa de la localidad bonaerense de Merlo. El hombre quedó preso.

Otra víctima en el mismo mes, el día 11, fue María Medina (31), a quien en su casa de Tucumán le quebraron la mandíbula y dos costillas y le prendieron fuego cuando todavía estaba con vida. Su marido fue apresado y se quiso suicidar.

El 20 de mayo, Cristina Mayorga (41) murió con la mitad del cuerpo quemado tras un confuso episodio ocurrido el 25 de marzo en la vivienda que compartía con su pareja en Punta Alta, Buenos Aires. El hombre fue detenido, pero luego liberado.

Otra víctima fue Lorena Giménez (21), quien el 21 de mayo falleció en Rosario, Santa Fe, con el 40 por ciento del cuerpo quemado, luego de agonizar 33 días. Su novio quedó preso por el crimen.

El último hecho que se conoció fue el 2 de junio, cuando María Marquese Bernuncio (42) falleció en Aguilares, Tucumán, tras haber sido quemada con nafta por su ex pareja, quien salió libre tras el pago de una fianza.

Desde la ONG, precisaron que debido a la falta de datos oficiales, las estadísticas surgieron de un relevamiento de 120 medios de comunicación de todo el país.