Saltar al contenido

Miomatosis uterina tumores benignos en el útero

Miomas uterinos tumoraciones benignas del útero

los miomas uterinos, son tumores benignos que se originan en las células musculares del miometro (gruesa capa muscular del útero), también se le conoce con el nombre de  leio-miomas o fibromas, son tumores sólidos que afectan al cuerpo del utero, (matriz).

Los miomas son tumoraciones muy comunes entre las mujeres, aproximadamente el 30% de ellas se ve afectada por estos tumores, es decir que 3 de cada 10 mujeres entres los 30 a 50 años de edad.

¿Cómo se clasifican los miomas?

Los miomas según donde se ubiquen son corporales (situados en el cuerpo del útero? o cervicales ( ubicados en el cuello uterino).

Los miomas corporales son hormonodependientes, esto quiere decir que su crecimiento es por efecto de las hormonas, por esta razón disminuyen de volumen en la pos menopausia,  en esta etapa de la vida de la mujer la secreción de estrógenos disminuye.

Miomas corporales

El 95 % de los miomas asientan en el cuerpo del útero.

1) Intramurales: se forman en pleno miometrio, alejados del endometrio y de la superficie externa del útero. A medida que crecen deforman la forma del útero y aumentan su volumen.

2) Subserosos: se forman en las capas más superficiales del miometrio, y van empujando las fibras musculares. Cuando sobresalen más del 50% de la superficie del útero, se los considera subserosos.

3) Submucosos: son miomas que crecen hacia la cavidad del útero. Algunos de estos miomas pueden estar unidos a la pared por un pedículo, y en ocasiones ser expulsados por las contracciones uterinas produciéndose lo que se llama «parto del mioma».

Miomas cervicales

Como su nombre lo indica se localizan en el cuello uterino, y no dependen, como los corporales, de la influencia de las hormonas del ovario

¿Qué síntomas dan los miomas?

Los síntomas dependen de la cantidad de miomas que tenga la paciente, del volumen y de la ubicación del mioma.

1) Hipermenorrea: este síntoma lo tienen el 70% de las mujeres. Las menstruaciones son abundantes y pueden acompañarse de coágulos. A veces duran más de 10 días.

2) Metrorragias: aparecen desangrado por v@gina entre una menstruación y otra. En la mayoría de los casos este síntoma es producido por los miomas submucosos.

3) Dolor: no es un síntoma característico del mioma, pero puede aparecer especialmente cuando los miomas son grandes. En estos casos la paciente refiere sensación de peso, de molestia o de incomodidad.

4) Síntomas de compresión: es un síntoma raro, que aparece cuando el mioma se localiza en la pelvis menor. La compresión de la vejiga y de la uretra se ve en los miomas cervicales.

5) Infertilidad: la paciente pierde los embarazos porque el mioma impide que el embrión se implante en el endometrio.

6) Anemia: es un síntoma secundario a la pérdida excesiva de sangre producida por el mioma.

¿Cómo se diagnostica un mioma?

a) Examen ginecológico: al examen el médico encuentra el útero aumentado de tamaño, duro, y de superficie irregular.

b) Ecografía: permite ver la cavidad del útero y su superficie externa.

c) Histeroscopía: con esta técnica se ve la cavidad del útero, y detecta los miomas submucosos.

d) Resonancia magnética: puede usarse para determinar en detalle el número de miomas, la localización y el tamaño.

¿El mioma se puede transformar en un tumor maligno?

El mioma es un tumor benigno con un buen pronóstico, aunque algunos trabajos han descripto la transformación maligna. La transformación a un sarcoma se observa solo en el 0.5% de los casos.

¿Qué relación tienen los miomas con los anticonceptivos hormonales, la terapia de reemplazo hormonal y el embarazo?

No se ha visto que los anticonceptivos aumenten la incidencia de miomatosis, como tampoco tiene efecto sobre el crecimiento del mioma la TRH que usan las mujeres menopáusicas. Las mujeres que tienen varios embarazos tienen menos posibilidades de tener miomas.

¿Con qué se puede confundir un mioma?

Pueden surgir dudas de diagnóstico ante un embarazo, generalmente en mujeres mayores de 45 años o que están cerca de la menopausia.

También puede confundirse un mioma con un tumor de ovario de gran tamaño.

La ecografía y los tests de embarazo ayudan a realizar un diagnóstico correcto.

¿Cuándo se debe operar un mioma?

Los miomas se operan cuando el volumen de los mismos es mayor al de un embarazo de tres meses, es decir que el polo superior del útero miomatoso sobrepasa la mitad de la línea que va desde el ombligo hasta el pubis.

Si la menstruación es abundante y no responde a la medicación está indicada la operación.

El tratamiento quirúrgico se realiza cuando el tamaño del mioma produce dolores o compresión de los uréteres que produce ardor al orinar.

Los miomas ubicados en el cuello del útero siempre se operan, porque su crecimiento es independiente del efecto hormonal de los ovarios.

Cuando una paciente consulta por esterilidad y el mioma es la única causa sospechosa de la misma, se indica el tratamiento quirúrgico.

¿Qué tipo de operaciones se pueden realizar para tratar los miomas?

La cirugía puede ser «conservadora», que consiste en sacar el mioma conservando el útero, o «»radical» procedimiento quirúrgico mediante el cual se saca el útero.

Fuente: salud-mujer.idoneos.com