Saltar al contenido

Mira porque no debes dormir con tu mascota

En este vídeo podrás saber por qué nunca deberías dormir con tu mascota, puede traerte consecuencias muy graves si no sabes como prevenirlas. La mayoría de las personas tiene animales en casa y cuando son algo común como perros y gatos, lo más probable es que los tengas adentro de la casa, que vean televisión contigo, que te pidan comida si te ven echándote un taco…ya sabes, tu amigo fiel siempre a tu lado en los buenos y malos momentos de tu vida, es por eso que los amamos con todo nuestro corazón y los engreimos.

peligro

Podemos Amar mucho a nuestros animales, pero como verás en el vídeo, puede existir seria complicaciones para tu familia si no saber cuidar a tus mascotas como se debe, si piensas que solo con alimentarlo, sacarlos a pasear y darles mucho amor es suficiente, déjame decirte que estas muy equivocado y eso que olvidas podría afectar a toda tu familia.

Ahora, si eres más mayorcito y tienes hijos, no se diga, el perro o el gato parecen otro hijo más, son inseparables y sabes que cuando vayas a darle el beso de buenas noches a tu bebé, el animalito estará ahí. ¡Alerta! Tu vida o la de tus seres queridos podría estar en peligro.

Los animales son portadores de parásitos y pueden transmitir varias enfermedades que hasta podrían causar la muerte. Si bien es delicado, todo puede arreglarse con prevención.

Verás, es parte de tener una mascota, además de bañarla, alimentarle y limpiar sus desechos, el desparasitarle, cuidar su esquema de vacunación y refuerzos, serán vitales para que ese amigo fiel pueda estar en cualquier área de tu casa sin problema.

Muchos creen que por ser pequeños o que luego de varios años de vacunarle, no es necesario visitar al veterinario. Hay otros que le visitan sólo cuando el animal enferma y entonces ya es tarde, pues además de su estado, es posible que ya haya contagiado a todos aquellos con quien convivió.

En promedio, se recomienda que perros y gatos sean desparasitados cada cuatro meses, además aplicar las vacunas necesarias y sus respectivos refuerzos durante los primeros seis meses de edad, también realizar la revacunación anual. Cumplir con todos estos requisitos sería la solución al problema. Si tienes otros animales, consulta con tu veterinario de confianza el esquema de salud que deben seguir ¡Sé un dueño responsable!.