Saltar al contenido

Pies duros y con callos consejos prácticos

Consejos para pies pies duros y con callos 

¿A que chicha no le gustaría tener siempre los pies suaves?, muchas veces al tener los pies duros, con callos y algunas otras imperfecciones  que hacen que nuestra piel de los pies se sienta áspera nos decepcionamos y creemos que no podremos hacer nada para que podamos cambiar este pequeño problema.

Tener unos pies bonitos y suaves no son una tarea tan complicada, por más durezas que tengamos.

Si deseas acabar con la dureza de tus pies, solo necesitas un poco de tiempo y constancia. A continuación veremos algunos buenos consejos que te ayudarán a lograrlo.

En agua con almidón

Sumerge los pies en agua mezclada con un vaso de almidón en polvo (lo puedes encontrar en algunas farmacias) durante 5 minutos. Una vez pasado este tiempo, sácalos y acláralos con abundante agua fría.

Vaselina para dormir

Otró remedio casero es aplicar todas las noches vaselina pura sobre la zona y cubrir los pies con unos calcetines para no manchar la cama.

Cebolla y sal

El remedio de la cebolla consiste en partir una por la mitad, hacerle un hueco en el centro y rellenarlo con sal. Déjalo en reposo unas cinco horas y después aplica la mezcla sobre las durezas con ayuda de un pincel.

Piedra Pómez o limas

Pásate la Piedra Pómez por encima de las durezas y verás como se van suavizando rápidamente. También puedes usar para ello limas. Después no olvides aplicar crema hidratante específica para pies.

Pomadas de farmacia.

Acércate a la farmacia y pregunta por pomadas especiales para combatir las durezas de los pies.
6Acude a un podólogo. El podólogo es el profesional dedicado al estudio y tratamiento de todas las enfermedades y alteraciones que pueden sufrir los pies. Él te podrá ofrecer un diagnóstico más personalizado y mostrarte distintas soluciones para tu problema.

Fuente: practicopedia.com