Saltar al contenido

¿Por qué amamos a quienes nos hieren?

La atracción magnética que une a parejas opuestas

Desde los inicios de la civilización, hombres y mujeres han sentido una atracción irresistible, no solo por lo que pueden ver, sentir o pensar, sino más bien por una fuerza romántica invisible e inconsciente.

 

Una fuerza de amor tan seductora, atractiva y aparentemente imposible de evitar, a esto se le conoce como el es el Síndrome del Imán Humano.

Una fuerte atracción magnética que une parejas con características tan opuestas en una de relación llena de altibajos, pero que se resiste a la ruptura.

Codependientes y narcisistas

A esta atracción casi magnética, conocida también como química, une a personas a personas codependientes y narcisistas en una relación de fantasía y encanto que será insostenible.

Con el paso del tiempo, los sueños del codependiente de una relación perfecta a lado de su alma gemela se desvanecerán, dejándolos con la cruda realidad a lado de un compañero de celda.

El Síndrome del Imán Humano

En el Síndrome del Imán Humano, se ilustra la naturaleza del narcisista y la persona codependiente, y la atracción que existe entre si, esto debido a sus tipos de personalidad opuestas pero a la misma vez compatibles.

Por un lado tenemos a las personas codependientes sacrificados, pacientes y desinteresados que sueñan con conocer a alguien y enamorarse, una persona a la que puedan amar, cuidar profunda y completamente.

TE PUEDE INTERESAR  La esquizofrenia, una guía de afrontamiento

Estas personas tienen una fantasía de amor verdadero y perfecto, pero destruye cuando se disipa la niebla del amor.

ara la niebla del amor y el Síndrome del Imán Humano revela su verdadera naturaleza, lo que permanecía oculto sale a la luz, el egoísmo y narcisismo se muestra en aquella persona que era de su interés romántico.

Pero esa fuerza magnética que obliga al codependiente a enamorarse profundamente de su pareja narcisista, es la misma que le dice al narcisista, que ha encontrado su “alma gemela”, la pareja perfecta que atenderá sus heridas emocionales y personales, junto con darle infinitamente sin esperar mucho a cambio.

Esta fuerza invisible y fuerte une de tal manera a la pareja, que hace que sea prácticamente imposible de terminarla relación.

Para saber más sobre la relación entre codependientes y narcisistas, en el siguiente enlace compartimos el libro: El síndrome del imán Humano – ¿Por qué queremos a quienes nos hieren?

Descargar gratis aquí