Saltar al contenido

Principales motivos para estar orgullosa de ser mujer

40 buenas razones ara estar orgullosa de ser mujer  

Continuamente oímos decir la ardua labor que es ser mujer, ya que pues nos corresponde la responsabilidad de luchar con la menstruación, el embarazo, la menopausia y la discriminación.Así mismo se aúnan los esfuerzos para lograr que la mujer cumpla con los deberes que les impone la sociedad: criar a los hijos, atender al marido y  del hogar.

Principales razones 

Actualmente esta tendencia está cambiando en el mismo sentido en que las mujeres nos hemos acoplado y demostrado que somos importantes en todos los ámbitos, que va desde la política, a la empresa, e incluso hasta su desempeño en el trabajo científico.

De cualquier modo nunca está de más porque cualquiera tiene un día de flaqueza, recordar este inventario que me ha llegado vía email en el que obviamente algunos de los argumentos están incluidos en broma, pero que de modo general reflejan la gran verdad de que nos sobran razones para estar orgullosas de nuestra condición.

1. No te tienes que afeitar todos los días.

2. Si tienes calor puedes usar falda, pero también puedes llevar pantalones sin que nadie cuestione tu sexualidad.
3. Si no quieres trabajar, te mantiene tu marido y nadie cotillea la decisión.
4. Tu esperanza de vida es más larga.
5. Puedes besar a tus amigas
sin preguntarte qué pensarán los demás.
6. Tus órganos sexuales no controlan tu cuerpo.
7. No sudas tanto.
8. No tienes que usar saco y corbata para ir a trabajar.
9. Nunca, a pesar de las infidelidad es, dudarás si tus hijos son tuyos.
10. La calvicie no es un problema.
11. Si eres pequeña no pasa nada.
12. También puedes ser tan alta como quieras, basta usar tacones.
13. No tienes que perder amigas por ser maricas.
14. Puedes llevar el pelo largo o corto sin que nadie te cuestione la decisión.
15. No te tienes que emborrachar para divertirte.
16. En el colegio la culpa siempre es de los chicos.
17. No tienes que preguntarte si tu pareja tuvo orgasmo o no.
18. No tienes caspa en el saco.
19. No tienes que competir por sexo con tus amigas.
20. Si vas a bailar, puedes hacerlo con ellas.
21. Vivimos más tiempo y nos jubilamos antes.
22. No te tienes que matar a golpes por un chico.
23. Entre un hombre y una mujer, el ladrón es el hombre.
24. Si te pegan, él es un abusador; si lo haces tú, fue en defensa propia.
25. No tienes que hacer tratamientos para la impotencia.
26. No roncas tan alto cuando duermes.
27. Puedes mirar a un hombre sin pensar en sexo y además hacerlo con disimulo.
29. No tienes que andar llamando a un chico para ver cuándo puede salir contigo.
30. Mujer linda e inteligente: muy admirada; hombre lindo e inteligente: no existe.
31. Si estás pálida, te puedes maquillar.
32. No te importa si tu marido gana más que tu.
33. Puedes llorar tranquila sin que se burlen.
34. Tenemos un sexto sentido, el de la intuición.
35. No tienes que ir obligado a las guerras ni cumplir servicio militar.
36. Te puedes cambiar el color de pelo sin tener que ser jugador de fútbol o cantante de moda.
37. Puedes llevar cartera, no solo billetera.
38. Nunca estaremos en la vergonzosa postura del típico «viejo verde» masculino.
39. El tamaño del sexo no es nunca una preocupación.
40. Digan lo que digan, tenemos siempre la última palabra, basta recordar aquello de «el hombre propone y la mujer dispone».

Fuente: diariofemenino.com