Saltar al contenido

La tarea del padre durante el embarazo

El rol del padre en el embarazo

Miedos e inquietudes

Acabas de enterarte que vas a ser papá, seguramente estás experimentando una serie de sensaciones confrontadas, por un lado la felicidad te embarga, pero por otro, también estarás pensando si cuentas con la capacidad de cuidar a tu pareja y a tu hijo, estarás preguntándote, ¿cómo va a ser llevar una vida de a tres?, ¿alcanzará el dinero que dispones para poder darle todo lo que quieren?.

Son solo algunas dudas, pero deben saber que todo buen papá se la plantea a lo largo del embarazo.

El deber de todo padre durante el periodo de gestación es encargarse de tener bajo control a tu compañera y que cumpla con todas las sugerencias ty recomendaciones del médico.

El embarazo viene con una serie de cambios cambios físicos y emocionales , apoya a tu pareja para que este tiempo culmine con un parto feliz y un bebé hermoso y saludable.

Controla la alimentación y el peso de tu pareja

Debes encargarte de que la alimentación de la mamá sea la adecuada, muchos cereales, carne, verduras, leche, frutas y verduras. Trata de ayudarla en la elección de los alimentos más apropiados y saludables. El aumento de peso durante todo el embarazo no debe ser superior a los 16 kilos. Es importante que le hagas comprender que estás cuidando su salud y la del bebé limitando los excesos. Recuerda que el alcohol, el tabaco y las drogas son muy dañinos para la salud de cualquier persona y mucho más para la de un bebé.

Díganle no al cigarrillo

La embarazada que fuma corre el riesgo de tener un bebé muy delgado y como consecuencia pueden aparecer enfermedades que compliquen su salud. Si eres fumador trata de evitar fumar cuando estén juntos, el fumador pasivo también sufre las consecuencias del tabaco. Si los dos fuman es un momento excelente para dejar el hábito. Es algo que están haciendo por el hijo que han concebido juntos y que está creciendo. Podría llegar a ser el primer sacrificio por este nuevo bebé…

Díganle no al alcohol

Las mujeres embarazadas que consumen grandes cantidades de alcohol pueden correr riesgos de tener un bebé con defectos físicos y mentales. No se sabe exactamente que cantidad de alcohol es inofensiva para el bebé, por lo tanto conviene no acercarse a la cerveza, vino, licores o bebidas espirituosas.

Díganle no a las drogas

Cualquier droga ilegal o prescripta por médicos, puede acarrear problemas al embarazo. Tu misión es la de velar por el bienestar y la salud de tu pareja y tu futuro hijo y en consecuencia debes estar atento a impedir el consumo de cualquier medicamento que el obstetra no establezca necesario.

Realiza alguna actividad física con tu pareja

Es muy buen momento para realizar juntos alguna actividad física que este autorizada durante el embarazo. Salidas a caminar por espacios abiertos son propicias para charlar sobre el futuro del bebé y realizar una actividad aeróbica beneficiosa para el embarazo.

Ayúdala en las tareas del hogar

Sería prudente que trates de ayudar en las tareas pesadas de la casa y que ella evite el contacto con sustancias de limpieza que emanen gases que pueden ser tóxicos para el bebe en desarrollo como los plaguicidas. Ocúpate de la limpieza del recipiente de las necesidades del gato, si es que tienen uno, ya que en las heces del gato se pueden encontrar unos microbios que provocan una enfermedad llamada toxoplasmosis, que puede enfermar seriamente a tu bebé.

Comparte con tu pareja tus miedos e inquietudes

También el futuro padre pasa por momentos de temor respecto del bebé y de sus responsabilidades futuras. Son cosas que siempre conviene compartir con tu pareja, verás que a ella también le sucede lo mismo y aliviará los altibajos emocionales de ambos.

Infórmate y acompaña a tu mujer a lo largo de todo el embarazo

Es fundamental estar enterado de que va a ocurrir durante el embarazo, trata de informarte, acompaña a tu pareja a los controles prenatales, conoce al médico que la asiste, concurre a los cursos de preparación para el parto y acompáñala en el momento del parto. Se ha demostrado que la presencia del padre en la sala de partos provoca una sensación de tranquilidad y seguridad que no se alcanza cuando los padres no son admitidos en las salas de parto.

Resérvate unos días libres para después del nacimiento

Después del nacimiento del bebé trata de tomarte unos días libres en tu trabajo para poder conocer más rápido a tu hijo y acompañar todo lo posible a tu pareja. Ella necesita todo tu apoyo emocional y todo tu tiempo disponible.

Esta nueva situación va a ser un cambio trascendental en tu vida. Demuestra tus sentimientos a tu pareja, acompáñala en el embarazo y en el parto y ayuda a que tu nueva familia y tu bebé tengan un buen comienzo. Recuerda siempre que un bebé es un proyecto de dos y cuando se hace realidad es una responsabilidad compartida.

Fuente: babysitio.com