Saltar al contenido

Terapia cognitiva para los trastornos de ansiedad

Tratamiento de los trastornos de ansiedad

Ya sea que estés sufriendo de ataques de pánico, pensamientos obsesivos, preocupaciones implacables o una fobia incapacitante, es importante saber que no tienes que vivir con ansiedad y miedo. El tratamiento puede ayudar, y para muchos problemas de ansiedad, la terapia es a menudo la opción más efectiva.

Esto se debe a que la terapia de ansiedad, a diferencia de los medicamentos para la ansiedad, trata más que solo los síntomas del problema. La terapia puede ayudarle a descubrir las causas subyacentes de sus preocupaciones y temores; aprender a relajarse; mirar las situaciones de maneras nuevas y menos aterradoras; y desarrollar mejores habilidades de afrontamiento y resolución de problemas.

La terapia te da las herramientas para superar la ansiedad y te enseña cómo usarlas

Los trastornos de ansiedad difieren considerablemente, por lo que la terapia debe adaptarse a sus síntomas y diagnósticos específicos. Si usted tiene trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), por ejemplo, su tratamiento será diferente de alguien que necesita ayuda para los ataques de ansiedad.

La duración de la terapia también dependerá del tipo y la gravedad de su trastorno de ansiedad. Sin embargo, muchas terapias de ansiedad son relativamente a corto plazo. Según la Asociación Americana de Psicología, muchas personas mejoran significativamente dentro de 8 a 10 sesiones de terapia.

Mientras que muchos tipos diferentes de terapia se utilizan para tratar la ansiedad, los enfoques principales son la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la terapia de exposición. Cada terapia de ansiedad se puede usar sola o combinada con otros tipos de terapia.

La terapia de ansiedad se puede llevar a cabo individualmente, o puede tener lugar en un grupo de personas con problemas de ansiedad similares. Pero el objetivo es el mismo: bajar tus niveles de ansiedad, calmar tu mente y superar tus miedos.

La importancia de la terapia en los trastornos de ansiedad

En algunos casos, los medicamentos tienen un papel en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Pero para muchos, la terapia, sola o en combinación con medicamentos, es la opción de tratamiento más efectiva. La razón es que la terapia, a diferencia de la medicación, le da las herramientas para manejar la ansiedad usted mismo, ahora y en el futuro.

Se han desarrollado diferentes técnicas terapéuticas para tratar la ansiedad y han evolucionado con el tiempo desde enfoques psicoanalíticos hasta las terapias cognitivas conductuales más recientes.

Tipos de terapia para la ansiedad

El objetivo de todos los enfoques terapéuticos es ayudarte a entender por qué te sientes de la manera en que te sientes, cuáles son tus desencadenantes y cómo podrías cambiar tu reacción a ellos. Algunos tipos de terapia incluso enseñan técnicas prácticas para ayudar a replantear su pensamiento negativo y cambiar sus comportamientos.

Los trastornos de ansiedad difieren considerablemente, por lo que la terapia se adapta a sus síntomas y diagnósticos específicos. Se puede llevar a cabo en un entorno individual, familiar, de pareja o de grupo. La frecuencia con la que se reúna con su terapeuta y por cuánto tiempo dependerá de sus síntomas y diagnósticos específicos.

Psiquiatras, psicólogos y otros profesionales de la salud mental utilizan varios tipos de terapia de ansiedad. La elección de la terapia también depende de su diagnóstico y la gravedad de sus síntomas.

En el siguiente enlace compartimos un documento completo sobre la terapia cognitiva para los trastornos de ansiedad y lo puedes descargar completamente gratis.

Descargar gratis aquí